21 de abril de 2024

Arles, la terna a hombros

Abr2,2024

1 de abril de 2024. ARLES (FRANCIA), Casi lleno.
Pablo Hermoso de Mendoza (palmas y dos orejas); Lea Vicens (oreja y oreja); y Guillermo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja). Toros de San Pelayo.

Tras nueve años sin hacer el paseíllo en Arles, regresaba Pablo Hermoso de Mendoza en su año de despedida y lo hacía con un bagaje de veintidós presentaciones, contando la de esta mañana y con diecisiete salidas a hombros.

Un Pablo vestido de Nazareno y oro, muy acorde con las fechas santas en las que estamos, recibió tras el paseíllo un reconocimiento por parte de la empresa que a través de un grupo de niños, que con todo el
Coliseo puesto en pie, hizo entrega al estellés de una réplica del cartel de la feria de 1997.

Comenzó Pablo su última matinal toreando en redondo con REGALIZ, si bien no se pudo doblar como le hubiera gustado porque el piso de la plaza acusaba el agua caída el día anterior y los caballos resbalaban
sin se les obligaba. El buen son del toro hizo a Pablo dejarlo con un solo rejón de castigo. En banderillas inició con NAVEGANTE lo que el galopó de costado y sobre todo realizó quiebros en la cara del toro,
con el riesgo del toro y del resbalón. Lo mejor de esta lidia vendría con ILUSION llevando al toro muy pegado, ceñido al estribo y con la cara metida entre los pitones consiguió momentos muy estéticos y
toreros. Con GENEROSO colocaría tres cortas en lo alto ante de dejar un rejón entero un tanto perpendicular que hizo que el toro doblase. Se levantaría con el puntillero y Pablo tuvo que recetarle dos golpes de descabello, perdiendo así la posibilidad de obtener algún trofeo.

Con la corrida avanzando, el sol pegando fuerte y la arena más seca, en el cuarto de la tarde, Pablo estuvo más seguro y mucho más tranquilo sin resbalones y sin imprevistos por el piso. Encima tuvo delante un toro de vuelta al ruedo, con el que pudo desplegar lo mejor de su toreo y sobre todo de su temple. Porque si algo caracterizó a este toro de despedida de Pablo fue eso, el temple, la cadencia, la suavidad de un toreo casi a cámara lenta. Desde el novato NOMADA que paró al toro con magisterio, dándole los “capotazos” justos para que luego BASAJAUN, muy templado, haciendo de todo, desde galopes de costado a hermosinas, pasando por unas reuniones ajustadísimas y llenas de pureza y un MALBEC al que quizás le faltó algo de toro para redondear las piruetas. Aun así el caballo puso esa cercanía que ya al toro le costaba y pudo ajustar alguna. Cerró con un eléctrico GENEROSO colocando las cortas al estribo, dejándose llegar al toro y dejando un rejonazo muy bien reunido y de efectos instantáneos que hicieron rodar al buen Mariposo a los pies del rejoneador. Hubo cierta confusión porque cuando el público pedía el rabo con fuerza, la presidencia sacó al pañuelo de vuelta al ruedo para el toro y la petición se cortó radical pensando que era por el rabo para Pablo. A la postre dos orejas y la puerta grande número dieciocho de este coso.

Entre medio actuó su hijo, Guillermo Hermoso de Mendoza que resultó el triunfador numérico del festejo al obtener tres trofeos y además en los prolegómenos del festejo, recibió el trofeo que lo acredita como
mejor rejoneador de la pasada Feria de Pascua 2023.

Obtuvo dos orejas de su primer toro gracias a una faena plena de vibración y buen toreo. Parando al buen astado de San Pelayo montando a ALQUIMISTA le fue atemperando para medirlo en banderillas. Con MARTINCHO destacó en una primera parte en la que lo principal fueron las reuniones, saliendo el caballo siempre compuesto de las suertes y vaciándose la embestida del toro. La lidia iba in crescendo y subió todavía un peldaño de emoción con MALBEC, sobre todo cuando realizó las piruetas a la salida de la suerte y que fueron muy celebradas por el tendido. Y la guinda del pastel la puso ESENCIAL dando calidad y brillo a la suerte final con dos rosas muy bien ejecutadas y un gran par a dos manos que fueron el prologo perfecto a un rejón de muerte en todo lo alto.

Otro trofeo obtuvo en el cierra plaza, un toro que quizás fue el de menos embestida del festejo, aunque como toda la corrida tuvo mucha nobleza. Guillermo se fue a porta gayola con JIBARO pero en el momento de la salida el astado se fue para otro lado y no pudo haber reunión. Cuando JIBARO lo enceló, el astado se rebosaba por la cola del caballo que con giros lo iba toreando muy despacio y muy ceñido. Fueron los mejores momentos del toro, porque tras esto se fue apagando y sería con BERLIN cuando todavía pudo lucir con algún galope de costado, trincherazo o hermosinas, si bien a todo le faltaba el empuje del toro. ORFEO cerró las banderillas largas con la espectacularidad de las preparaciones de las suertes y de las banderillas y volvería a ser ESENCIAL el que levantó la lidia con dos rosas, pero sobre todo con dos pares a dos manos arriesgados y frontales. Volvió a acertar con el rejón de muerte Guillermo y el toro se echó, pero volvió a levantarse y quedó amorcillado durante bastante tiempo, restando la suma de trofeos del joven navarro, que se tuvo que conformar con una oreja más para cerrar así la cuenta en tres.

JESÚS JAVIER CORPAS MAULEÓN

Related Post